El arte de la videncia

La videncia, se puede definir como la capacidad de ver e indagar un poco más allá del mundo físico, comprender el pasado y el futuro de una o más personas. Como bien sabemos, esta práctica puede llegar a ser significativa para un individuo, ya que, a través de ella, podemos encontrar el sentido y significado de la vida. Además, en el arte de la videncia se pueden ver una cierta cantidad de opciones o guías que nos ayudan a resolver los problemas que estamos presentando en este momento.

Antes que nada, queremos que conozcas un poco acerca de este mundo. La videncia es un facultad que solo algunos privilegiados llegan a desarrollar; a través de ella, podemos obtener información acerca de una persona, un objeto lejano sin la necesidad de optar por los 5 sentidos. Así mismo, podemos observar el futuro, lo que ocurre en lugares distantes, e incluso, ver el aura y la energía de una persona.

¿Cómo ser un vidente?

Desde hace siglos, la comunidad científica ha tratado de entender y explicar que sucede en este mundo. Sus conclusiones fueron que, la videncia es una facultad extrasensorial, la cual adopta actitudes paranormales para comprender lo que no se aprecia a simple vista. Así mismo, los científicos concluyeron que los videntes, son seres humanos con la capacidad de poseer facultades cerebrales distintas y poco conocidas.

Muchas personas intentan ser videntes, y lo logran. Según los investigadores, las personas nacen con la facultad de la videncia natural, solo que, algunos la desarrollan con mayor facilidad a diferencia de otros. Cabe destacar que si esta capacidad cerebral no se pone en práctica a tiempo, podemos llegar a perderla. Para llegar a ser un vidente, es recomendable trabajar un poco acerca de este mundo, estimular la mente y la percepción de las cosas.

Algunas personas llegan a convertirse en videntes, después de pasar por experiencias significativas con la muerte, por alguna enfermedad grave o por haberse dado un fuerte golpe en la cabeza. Inclusive, han llegado utilizar productos químicos para desarrollar la videncia natural; sin embargo, este paso suele ser bastante perjudicial para la salud del individuo.

Tipos de videncia

En el arte de la videncia, podemos conseguir una variedad de métodos para las predicciones, las cuales se van desarrollando según la manifestación que llega a tener una persona. Dentro del ideograma de un vidente, encontramos la intuición, las facultades y las percepciones de una persona. A partir de esto, las predicciones dadas por el vidente, son las confirmaciones de que este don existe, y debe ser compartido para ayudar a hacer feliz a una persona.

En cuanto a los tipos de videncia, encontramos precognición, la telepatía, la clarividencia y la retrocognición. Cabe destacar que solo algunas personas tienen la capacidad de poseer todos los tipos, y la mayoría solo una. Sea cual sea su don, todos están conectados en una sola línea, es decir, todos tienen la capacidad de predecir el futuro y ver el mundo a través de una percepción diferente.