La depresión vaginal es real

Durante años, la depresión vaginal ha estado presente en muchas mujeres, de hecho, en más de las que imaginas. Por lo general, suele confundirse con una infección vaginal, debido a que sus síntomas son algo similares, pero estos en realidad son causados por un estado emocional de la vagina, o bueno, una reacción cerebral que afecta a la vagina. Por lo general, muchas mujeres padecen de esta afección cuando están deprimidas o acaban de pasar por una ruptura, lo cual también afecta a su vagina, sin embargo, puede producirse por diversas razones además de esta, lo que si podemos afirmar es que la depresión vaginal es real, y azota a millones de mujeres en el mundo.

El nombre correcto con el que se denomina esta curiosa afección es vulvodinia, y esta se trata de un dolor severo o una molestia crónica en la vulva, similares a los que se dan cuando hay una infección, por lo que suele confundirse con una. Aunque quizá para ti sea un tema nuevo, está confirmado científicamente que aproximadamente 1 de cada 4 mujeres ha padecido de la curiosa depresión vaginal en algún momento de su vida.

Las causas de la depresión vaginal

La vulvodinia suele aparecer en una mujer por distintas razones, las cuales pueden ser tanto físicas como mentales, sin embargo, no es necesario que se den todas para que la vagina se deprima, pero entre más de estas causas se están dando en la vida de una mujer, la probabilidad de que su vagina entre en depresión es más alta.

– Causas físicas: una de las principales es el cambio del PH vaginal, y esto sucede cuando la mujer está acostumbrada de forma regular a una pareja sexual, y de repente la cambia. Este cambio se da debido a las emociones que entran en la mente femenina, las cuales son bastante inestables. Así mismo, aunque suene gracioso, la falta de sexo también puede causar depresión vaginal, ya que cuando una mujer tiene relaciones, su nivel de colágeno y células vaginales aumenta, lo que ayuda a tener un flujo de sangre regular. De manera que, al pasar demasiado tiempo sin sexo, el flujo de sangre se vuelve irregular y es donde vienen los dolores. De igual forma, los golpes y andar demasiado tiempo en bicicleta pueden causar vulvodinia.

– Causas mentales: todos sabemos que nuestro cerebro puede controlar todo nuestro cuerpo, de manera que, si tenemos cambios emocionales, puede que el mismo cause descontrol en algunas áreas del cuerpo. Atendiendo esto, la depresión, el estrés, y la ansiedad en una mujer, pueden ser causante de la depresión vaginal. Y por lo general estas tres conductas, suelen presentarse al mismo tiempo cuando alguna chica tiene problemas amorosos.

Remedios para curar la depresión vaginal

Realmente no se ha encontrado una cura lo suficientemente certera contra la vulvodinia, sin embargo, expertos recomiendan consumir antidepresivos para aliviar los dolores, lo cual ayudará bastante, mas no curará el caso de depresión. Por otro lado, atendiendo algunas de las causas físicas, una de las cosas que puede ayudar es tener relaciones sexuales, aunque al principio tiende a doler, poco a poco la vagina comenzará a producir más colágeno, y su flujo de sangre se regulará; la masturbación también puede ayudar en caso de no tener pareja.