Por lo general los desfiles son asociados con el carnaval, colores, carrozas, flores, música, disfraces pintorescos, entre muchas otras cosas. Sin embargo, en Austria, para las fechas cercanas a la navidad, se tiene la tradición de hacer un desfile un poco peculiar, el cual tiene lugar durante un festival que ha pasado de generación en generación, que lleva por nombre “Krampuslauf” también conocido como el desfile de los monstruos y las criaturas demoníacas. Este particular festival, está basado en la leyenda del Krampus, que es el antagonista de Santa Claus o demonio navideño encargado de castigar a los niños malos.

El Krampuslauf

El desfile tiene lugar en la ciudad de Schardorf, la cual se encuentra un tanto cercana a Viena. Este consiste en que un grupo de personas se coloquen disfraces de criaturas aterradoras y monstruos con aspectos demoníacos, los cuales son tan reales que muchas personas de la localidad, han desarrollado una gran fobia y temen realmente la llegada del invierno. Por otro lado, otras personas afirman sentir mucho miedo, pero este sentimiento les causa un placer bastante peculiar. Así pues, estos “demonios” van por las calles de la ciudad durante la noche, golpeando a las personas con látigos de crin de caballo, de manera que los golpes no son dolorosos.

Aunque suene extraño, esta oscura tradición, promueva la visita de miles de turistas de otras ciudades y países, los cuales son capaces de pagar altas cantidades de dinero solo por poder ver a las criaturas y monstruos. Durante esta fecha, el consumo de alcohol aumenta considerablemente, por lo que se da lugar múltiples delitos, como peleas, robos y abusos sexuales, ya que además del alto consumo de alcohol, el anonimato de las personas es otra fuerte razón que promueve dichos delitos, de manera este festival ya no se considera una tradición para ahuyentar los malos espíritus.